« ¿No será mucho, Almirante? | Inicio | Incidentes entre Alemania y la Argentina »

Publicidad adolescente

Con mis amigos del secundario teníamos un chiste recurrente que nos encantaba. Cuando en una charla o discusión surgían sin querer argumentos terriblemente exagerados, terminábamos nosotros mismos llevando toda la escena al paroxismo.

De este modo, si discutíamos cuál debería ser la solución a un problema y a alguien "se le iba la pinza" con una exageración, no faltaba quien decía que la solución pasaba por "quitar el asfalto a todo Buenos Aires para plantar árboles". (¿Se entiende?) No importa.

Algo parecido, muy parecido, le pasó a la gente de Quilmes y su publicidad sobre el Mundial. Como decía Di Natale, no se puede ser gracioso todos los días.

julio 3, 2006 | Permalink

Comentarios

nada esta bueno

Publicado por: brenda | 07/11/2006 03:31:10